lunes, 18 de abril de 2016

Perú presenta nueva moneda de la serie "Riqueza y orgullo del Perú"


Una nueva moneda de un sol de la colección “Riqueza y orgullo del Perú” ingresa al mercado monetario peruano. Esta moneda hace homenaje a la zona arqueológica 'Cabeza de Vaca', ubicada en Tumbes.

Esta moneda constituye la vigésima cuarta pieza de la colección de monedas con denominación de un sol. La presentación estuvo a cargo del presidente de la institución, Julio Velarde Flores.

El Banco Central de Reserva anunció que esta edición tendrá un total de 12 millones de unidades circulantes en el mercado monetario peruano. Esta moneda es de curso legal, por lo que puede ser usada en cualquier transacción económica y circulará de forma simultánea con las actuales.

En el anverso se observa en el centro el Escudo de Armas del Perú rodeado de la leyenda “Banco Central de Reserva del Perú”, el año de acuñación y un polígono inscrito de ocho lados que forma el filete de la moneda.

En la parte central del reverso, más conocido como 'cara' se puede apreciar una composición de la zona arqueológica 'Cabeza de Vaca'. En la parte superior se observa la frase 'Cabeza de vaca' S. XV-S. XVI d. C.

ZONA ARQUEOLÓGICA CABEZA DE VACA
Cabeza de Vaca (1470 - 1532 d.C.), situada en lo que es hoy el departamento de Tumbes, fue la capital provincial inca más septentrional en la costa peruana y el eje articulador de la ruta costera, terrestre y marítima, debido a su localización estratégica en el Qhapaq Ñan o sistema vial incaico.
Tupac Yupanqui anexó la región de Tumbes al imperio incaico y mandó construir en Cabeza de Vaca -al igual que en las otras capitales de provincia inca- la denominada arquitectura de poder: el templo del sol, el acllahuasi, la plaza ceremonial, talleres y depósitos. Estas hermosas edificaciones de barro y piedra fueron descritas por los cronistas que llegaron con Francisco Pizarro en 1528 y 1532.
Cabeza de Vaca fue también un importante puerto del Tawantinsuyo. Permitió a los incas acceder y controlar el ingreso y distribución de uno de los bienes más valorados en el mundo prehispánico andino, las conchas del género Spondylus, hermoso molusco que habita en las aguas cálidas de los mares ecuatoriales.

Fuente:larepublica.pe

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buena