lunes, 21 de marzo de 2016

Las monedas de las fuentes van...

Miles de fuentes en todo el mundo son receptoras de una cantidad de dinero extraordinaria, y las cifras que se recogen son realmente sorprendentes. Además, lo que intriga es cuál es el destino de toda esta riqueza que la gente invierte para pedir deseos.

En la Fontana di Trevi se recolectan por día más de 3 mil euros. Cada noche, trabajadores de Roma limpian la fuente para juntar esta fortuna, que, anualmente, llega a alcanzar la cifra de 1,26 millones de dólares.

Este dinero se usa para alimentar a los pobres de la capital italiana, e incluso se utilizó para abrir un supermercado de precios bajos en el 2008, también dirigido hacia los más necesitados. Así, cada vez que un viajero arroja una moneda en la fuente, con la esperanza de que su deseo se vuelva realidad, también está realizando indirectamente una buena acción. Cabe destacar que tomar monedas de la Fontana es ilegal en Roma.


En el lago artificial del Casino Bellagio en la ciudad de Las Vegas, en Estados Unidos, se recolectan 12 mil dólares por año. Según informa The Review Journal, este lago se limpia cada dos o tres meses con una especie de gran aspiradora que recoge todo lo que está en el fondo, incluyendo monedas, aunque el destino final se desconoce. En cambio, las fuentes del centro comercial Mall of America suman un total de 2 mil dólares cada mes, y se donan a obras de caridad y organizaciones sin fines de lucro.

The Centennial Flame Fountain frente al Parlamento canadiense recolecta 6 mil dólares al año, un promedio de 15 dólares al mes. Por otro lado, la 9/11 Memorial Fountain en Nueva York, construida para conmemorar el ataque terrorista a las torres gemelas y a la gente que murió allí, juntó en el 2014 casi 3 mil dólares, a pesar de que está prohibido arrojar monedas porque se pueden atorar en el sistema de drenaje.

En Estados Unidos hay 24 bares pertenecientes a la cadena de Rainforest Cafe, y entre todas las fuentes que hay allí se recoge una suma promedio de 25 mil dólares al año. Este dinero se dona a varias caridades de causas relacionadas con el cuidado del medioambiente.

Esto contrasta enormemente con el caso de la Buckingham Fountain de Chicago, que es la más grande del mundo y sin embargo sólo recolecta 200 dólares al año. Se cree que el motivo de esta precaria recolección es precisamente su gran tamaño, ya que a la gente le gusta ver cómo cae su moneda hasta llegar al fondo.

En el año 2014, las fuentes ubicadas en los diferentes sectores de Disney World recolectaron la suma de 18 mil dólares. Este dinero se dona a niños que están en servicios infantiles y hogares en Estados Unidos. La fuente de Bryant Park, en Nueva York, junta alrededor de 3.400 dólares por año, y esto se dona al parque del mismo nombre para los gastos de mantenimiento y de limpieza de la fuente.

Fuente:mundotkm.com

No hay comentarios: