domingo, 7 de febrero de 2016

Monedas del Centenario de Ruben Dario

A partir de este 8 de febrero el Banco Central emitirá monedas conmemorativas al centenario del poeta nicaragüense Rubén Darío.

Los diseños de las monedas presentan en el anverso en el borde superior el texto “PRÍNCIPE DE LAS LETRAS CASTELLANAS”, y al centro el retrato y firma de Rubén Darío.

En el reverso muestran en el borde superior la leyenda “REPÚBLICA DE NICARAGUA”, en el borde inferior el valor facial “1000 CÓRDOBAS”  y al centro el escudo de Nicaragua con la leyenda “CENTENARIO DE LA MUERTE DEL POETA RUBÉN DARÍO 1916-2016”.

Estan acuñadas en materiales de oro y plata En ese sentido, la institución ratificó que las mismas tendrán de curso legal, aunque su circulación no es de carácter obligatorio, si no que estarán disponibles para la venta al público en las ventanillas del BCN.



Félix Rubén García Sarmiento, “Rubén Darío”, nació el 18 de enero de 1867 en el municipio rural de Metapa, hoy Ciudad Darío, en el norte de Nicaragua, y falleció el 6 de febrero de 1916, a los 49 años, en León. Fue un poeta, periodista y diplomático nicaragüense, máximo representante del modernismo literario en lengua española. Es, posiblemente, el poeta que ha tenido una mayor y más duradera influencia en la poesía del siglo XX en el ámbito hispánico. Es llamado príncipe de las letras castellanas

Darío, el gran innovador de la poesía en castellano del siglo XX, es considerado el padre del modernismo como movimiento literario en Iberoamérica, que se inició con dos obras suyas, “Azul” (1888) y “Prosas Profanas” (1896), y que concluyó con su muerte en 1916.

“Azul”, una recopilación de poemas y prosas, fue escrita por el nicaragüense durante su estadía en Valparaíso (Chile), entre 1886 y 1888.

Su otra gran obra es “Cantos de vida y esperanza” (1905), que se convirtió en un texto clave del modernismo en lengua castellana y en referencia fundamental para la cultura del siglo XX.

Además de poeta, Rubén Darío trabajó escribiendo artículos periodísticos sobre España, Francia e Italia e intimó con grandes poetas españoles como Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado.



Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...

Fuente:elnuevodiario.com.ni

No hay comentarios: