domingo, 30 de septiembre de 2012

Investigan monedas de Cabo Silleiro

Los expertos en numismática antigua tratan de determinar la cronología exacta de las monedas de plata aparecidas en aguas de Cabo Silleiro, entre los concellos de Oia y Baiona. Sin embargo, tras una investigación realizada por La Voz se aprecia gran similitud con algunas monedas inglesas. Concretamente, con los florines acuñados a partir de mediados del siglo XIX, durante el reinado de Victoria I.

La estructura del reverso es aparentemente exacta a los florines acuñados a partir del año 1847, cuando en Inglaterra se toma la decisión de emitir decimales de libra. La primera moneda, emitida en 1849, era poco común porque retrataba a la reina con una corona, algo que no se producía desde hacía doscientos años, y porque se omitía la expresión Gratia Dei por lo que se le llamó el florín ateo.

En el reverso se inscribe la leyenda «Un florín una décima parte de una libra», con escudos cruciformes con una rosa, un cardo, otra rosa y un trébol en los ángulos y una rosa en el centro. Estos elementos son los símbolos de algunos de los territorios que componían el Reino Unido en aquella época. Todo este conjunto está circunscrito en una circunferencia.

Aunque no se aprecia bien, el tipo de letra de la leyenda es gótica lo que remite al año 1852, cuando estas piezas aumentaron de diámetro.

El nombre de Vigo

Este círculo es el elemento que marca la diferencia con otra moneda inglesa íntimamente relacionada con la ría de Vigo. Se trata de la corona de plata de 1703, con la efigie de la reina Ana y el nombre de Vigo en su pie. Esta moneda pertenece al grupo acuñado por los ingleses para conmemorar la victoria sobre españoles y franceses en la batalla de Rande. La plata fue capturada tras el enfrentamiento en la ensenada de San Simón. Su reverso es igual, con los mismo elementos y distinta leyenda pero sin círculo.

Si se confirma esta hipótesis, echaría abajo las primeras impresiones del rescatador ya que había establecido cierta relación con las culebrinas de bronce del siglo XVI halladas en las inmediaciones de Cabo Silleiro. Esta relación llevó a algunos expertos a establecer cierto paralelismo con los ceitiles portugueses, una moneda que también presenta un reverso cruciforme, aunque mucho más tosco. Los expertos consultados por La Voz apuntaban a su posible acuñación entre los años 1500 y 1560, momento en el que se utilizó la tipología de cañones de bronce como los que ahora están almacenados en el Museo Provincial de Pontevedra.

Las monedas y varios objetos de bronce, que podrían pertenecer a un timón, fueron entregados el pasado 27 de marzo en la Consellería de Cultura por el exsubmarinista Pedro Novalbos, la misma persona que en los años ochenta halló dos culebrinas de bronce en el mismo lugar, en las inmediaciones de Cabo Silleiro. Sin embargo, el descubrimiento fue realizado por otra persona, que pidió consejo a Novalbos debido a la experiencia de este en circunstancias parecidas.

Peligro de expolio

En el acta de entrega a la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural se indica que los objetos están en buen estado de conservación y que proceden de un pecio. Pedro Novalbos quiso denunciar el peligro de expolio existente en la zona, donde no ha vuelto a ser tocado desde hace 20 años. Novalbos se mostró dispuesto a mostrar a los arqueólogos de la Xunta la zona donde se encontraron las monedas y las piezas de bronce, pero aún no ha sido reclamado por Patrimonio. Afirma el antiguo submarinista que ahora habrá que esperar a la primavera, cuando se dan mejores condiciones para bucear en al zona.

Fuente:lavozdegalicia.es

No hay comentarios: