martes, 27 de marzo de 2012

Cuestionan contrato para emisión de billetes argentinos

La legisladora Patricia Bullrich salió al cruce de la confirmación oficial de las intenciones de otorgar la tarea de imprimir moneda a la imprenta en momentos en que aparecen sospechas que está investigando la Justicia.

Patricia Bullrich presentó un proyecto en la Cámara de Diputados repudiando las negociaciones que han restablecido el Banco Central de la República Argentina y la Casa de la Moneda con el fin de llevar a cabo la impresión de billetes en la Empresa Valores Sudamericana (ex Ciccone), a pesar del escándalo político y las investigaciones judiciales en marcha.

Además de dicho proyecto, la diputada le envió una carta a la titular del Banco Central de la República Argentina, Mercedes Marcó del Pont, y otra a la presidente de la Casa de Moneda, Katya Daura, solicitándoles que ante la inminente operación de emisión de billetes de $100 para renovar su existencia o ampliar la base monetaria nacional, se abstengan de contratar para cualquier tarea relativa a esa labor los servicios de la imprenta de la Ex Ciccone Calcográfica.

Bullrich expresó su “más enérgico repudio a las negociaciones que han restablecido el Banco Central de la República Argentina y la Casa de la Moneda con el fin de llevar a cabo la impresión de billetes en la Empresa Valores Sudamericana, en un claro acto lesivo e irrespetuoso hacia la investigación judicial que se realiza en torno a la misma y funcionarios del Gobierno Nacional por los delitos de lavado de dinero, negociaciones incompatibles con la función pública y tráfico de influencias”.

El proyecto solicita a esas entidades que se abstengan de contratar y/o alquilar de forma directa o indirecta a la imprenta de referencia para la labor mencionada, 2habiendo además un antecedente reciente al haber anulado una licitación y echado a un funcionario Benigno Vélez por idéntica causa”.
“Esta operación de impresión de billetes fue intentada ya a fines del año pasado, la cual se frenó abruptamente cuando el escándalo tomó conocimiento público -sostuvo-. La presidente del Banco Central echó a un funcionario, Benigno Vélez, y anuló la licitación. Hoy la compra sería directa, el Banco Central y la Casa de la Moneda vuelven a impulsar la operación de la impresión de billetes en la ex Ciccone, en un acto temerario y malicioso que tiene como objetivo desacreditar y desautorizar el accionar judicial y dar un claro mensaje que se traduce en la protección y garantía de impunidad y de los probables actos delictivos de sus funcionarios”.

Fuente:parlamentario.com

No hay comentarios: